Category Archives

10 Articles

mi 2015 en libros (y Goodreads)

by adhara 0 Comments
2015-12-27 21_00_21-Hangouts - envidia@gmail.com

(clic en mi jeta para estadísticas más serias)

Con breves reseñas porque no me da para más y sin contar las relecturas de His Dark Materials, Harry Potter y The Crimson Petal and the White ni las cosas horribles que tuve que leerme para clase :D

LOS QUE ME RELEERÍA YA, YA MISMO, ETERNAMENTE

Code Name Verity de Elizabeth Wein – how do i begin to explain code name verity?. No hay mucho que pueda decir sin spoilearlo a muerte así que lo dejaré en que el argumento no me llamaba demasiado pero después de 5 páginas estaba enganchada perdidamente a la voz de la narradora y a partir de ahí sólo fue a mejor. Muy a mejor. “Arrancarme el corazón y comérmelo crudo”, mejor.

The Fahrenheit Twins de Michel Faber, aún sin ser yo de relato corto. En realidad empecé a leerlo sin saber que era una colección de relatos y cuando iba por el tercero estaba volviéndome un poco loca pensando en cómo carajo encajaba aquello :D

 

LOS QUE ME HAN GUSTADO

The Mime Order de Samantha Shannon. El primero me pareció un poco falto de dirección y con el ritmo manga por hombro. No sé muy bien si The Mime Order soluciona eso porque estaba demasiado emocionada con OMG SÍ, WORLD-BUILDING, porque a mí me dais largas explicaciones de como funcionan las cosas en el día a día en una saga de estas y soy feliz como una perdiz, y The Mime Order tiene día a día a patadas y Jax (mi trash faveeeeee) y algo menos de Warden y Rephaims y Sheol que, seamos sinceros, me la soplan de costado. De todos modos sigo sin tener muy claro cómo va a dar esto para siete libros y me temo lo peor.

Instinto Animal de varios autores, que qué queréis que os diga :D

Shadowshaper de Daniel José Older que tiene a Sierra que es EL AMOR HECHO PERSONAJE. Shadowshaper es el ejemplo perfecto de que no es obligatorio meter tres páginas de exposición sobre de qué va la cosa en el primer capítulo, no importa lo que dicte la YA actual (y cosas como Ready Player One deberían sentarse y tomar nota).  Necesito que alguien capaz haga la película y fanart y aaaayyy <3<3<3

The Bell Jar de Sylvia Plath. Ejemplo de “Adh se lee las lecturas obligatorias de 3º cuando empieza 4º”. No esperaba que me gustase tanto como me gustó pero puf. PUF.

Dare Me de Megan Abbott. No me apasiona la novela negra y francamente el misterio de la novela era lo que menos me interesaba, de ahí que “sólo” tenga cuatro estrellas en vez de cinco. Dejando eso de lado es con diferencia el libro de este año que me ha jodido madrugadas porque no podía dejarlo, aunque sentía que me estaba dando una paliza emocional todas las noches.

Wide Sargasso Sea de Jean Rhys. Ejemplo de “Adh se lee las lecturas obligatorias de 3º cuando empieza 4º”, bis. Viva la fanfiction sobre personajes maltratados por el canon y muerte a Rochester.

Under the Skin de Michel Faber. No sé qué deciros sobre esto. Yo qué sé . Me siento sucia sólo de pensar en este libro pero es una pasada de libro. No he visto la película. No sabía que había película cuando lo leí y no sé cómo han podido adaptarlo bien así que no creo que vaya a verla.

Le Bal de Irene Nemirovsky. Corto y fácil de entender y apreciar incluso para una principiante en el gabacho como yo, aunque me quedé con la sensación de que ojalá hubiera sido sólo un capítulo en una saga más larga. Que quería más, vaya v.v

The Apple de Michelle Faber. MÁS CRIMSON PETAL AND THE WHITE, MÁS, MÁS, SIEMPRE MÁS.

 

LOS QUE OK, SIN ASPAVIENTOS

Career of Evil de Robert Galbraith/JK Rowling. Mreh? No me matéis pero me ha parecido el más flojo de los tres con diferencia y además no había Charlotte :(

A Monster Calls de Patrick Ness. Otra vez, no me matéis. Estuvo bien. Sin más. Lloré al final, como es obligatorio, pero porque creo que todo el mundo puede empatizar con esa situación, por desgracia.

Company of Liars de Karen Maitland. Es la segunda novela de Karen Maitland que leo y me ha dado rabia ponerle sólo tres estrellas porque me estaba gustando bastante hasta que llegué al final, que me pareció muy anticlimático. Tengo por ahí el otro libro que sacó con historias sobre los protagonistas pero dudo que vaya a leerlo.

 

LOS QUE MREEEH

Captive Prince de CS Pacat. Hay que tener cojones para intentar vender algo que a la hora de la verdad es un fic slash de la trilogía de la Bella Durmiente de Anne Rice como “intriga política”. Alfred J. Kwak tenía intrigas políticas más curradas que “el regente no quiere dejar de reinar así que putea al heredero”. Me jodió un montón porque el estilo me estaba encantando pero entre el festival de salchichas y la simpleza de argumento esto no es para mí.

 

LOS QUE ABANDONÉ A LA MITAD PORQUE LA VIDA ES MUY CORTA PARA LEER COSAS QUE ME ESTÁN HACIENDO PENSAR QUE JAMÁS VOLVERÉ A LEER ALGO REMOTAMENTE INTERESANTE

Prince’s Gambit de CS Pacat. Más festival de salchichas pero esta vez ni siquiera estaba bien escrito. Tuve la impresión de que habían intentado sacarlo demasiado rápido y podría haberse beneficiado de una o dos (o quince) pasadas por un editor que no fuera un fan incondicional y a muerte de la autora.

Ready Player One de Ernest Cline. Oh dios mío, llegué al cuarenta por ciento y fue una puta agonía. Nostalgia prefabricada párrafo sí y párrafo también, acompañada de explicaciones superfluas y farragosas (ah, que “Regreso al futuro” es una película de los 80? Menos mal que estaba este narrador en primera persona para contármelo) que me hacían pensar que no tenía muy claro la audiencia objetiva: estás hablando a geeks o a legos? Parecía escrito por los señores que hacen los segmentos sobre “mirad estos frikis qué cosas hacen, ahora procederemos a explicar qué es un foro de internet” para el telediario de tele5. Era una puta lista de la compra de “mira cuánto controlo de los 80”, y cuando digo lista de la compra digo que literalmente hay listas en medio de la narración, coma tras coma. Me sentí una oca destinada a las estanterías de foie gras del Carrefour en plena campaña de Navidad, sólo que en vez de empastarme el hígado había un protagonista insoportable de gilipollas diciéndome “me encanta Ladyhalcón pero posiblemente nunca has oído hablar de ello” mientras no pasaba absolutamente nada. Para cuando por fin empezó el argumento ya tenía que forzarme a abrir el kindle y la cosa no fue a mejor.

Bitter Greens de Kate Forsyth. Yo quería lesbianismo en un convento y me dieron un convento bastante aburrido. En condiciones normales posiblemente la hubiera terminado, pero se me cruzaron cosas más interesantes por delante.

instinto animal: señoras de garra y tronío

Hace unos días salió a la venta la segunda antología de relatos de la Editorial Café con Leche: “Instinto animal“. Como indica su subtítulo son más de una docena de historias como una docena de soles en torno a teriántropas, que es una palabra super lucida y maja que he aprendido precisamente gracias a esta convocatoria.

27406032Tengo la suerte de conocer lo suficiente a varios de los autores como para poder haber leido un par de las historias antes de que las enviasen (enchufeeeeeeeeee). Aún así me moría de ganas de tener el libro completo en las zarpas. Siempre hay algo de emoción añadida en esto de participar en un proyecto con un montón de gente más, conocida y desconocida, gente que se lo ha currado y ha apoyado el libro y es consciente como tú de que el libro funciona y existe no sólo gracias a ti y a tu relato, sino a los que le acompañan. Sin escritores como Jean-Paul y Fer (el tandem del amor <3), Cristina, Yolanda o Diana, mi cuento sería a lo sumo un post tirado por ahí en Archive of Our Own, y eso apuntando alto. Lo más posible es que se hubiera quedado en el limbo de los plot bunnies que tengo en el disco duro o que no existiera, ni siquiera como apunte. Ellos son gente más capaz y posiblemente llegarían más lejos, pero desde mi punto de vista de pequeña langosta el que sea una antología es lo que da sentido a mi historia.

La verdad era que al principio no tenía mucha confianza en el relato que mandé. Lo hice bajo seudónimo precisamente porque no quería contar con ventaja sólo por conocer a la gente detrás de Café con Leche. Ojo, no dudo para nada de su profesionalidad y buen hacer, y trabajaría con ellos todas las veces que me dejen (dejadme), pero no quería ser la clase de lista de la carretera que tiene al amigo en Recursos Humanos y en vez de pasar por la página de selección le escribe que “oye Pepe, te he mandado mi curriculum directamente para que pase el primero, ya me dirás cuándo empiezo”, así que me puse careta y lo dejé todo en manos del criterio de los señores editores. Y los señores editores han incluido a mi pobre selkie entre historias tan geniales como “El trofeo” o “Un millón de moscas”, cosa que me sube el pavo un poquitín.

Y así he acabado metida como escritora en una antología que además me hace muy feliz como lectora. Porque, gente, qué colección. Lara Alonso Corona (aquí es cuando digo “sin relación” como Miranda Presley en “The thing called love”) ha sido una de mis escritoras preferidas desde los tiempos de LiveJournal y es un subidón así muy de fangirl compartir antología con ella. Su historia “No vuelan los cuervos sobre el cielo de Moscú” fue lo primero que me leí tan pronto como tuve el libro en el Kindle y y y y camaradas comisarios, mujeres misteriosas, leyendas e historia alternativa y encima escrito con su estilo? Síporfavormás.

También incluye la colaboración de dos de mis hombres preferidos (además de mi señor padre): Jean-Paul LongFer Alcalá. De Ferchus qué voy a decir que no diga a diario practicamente, pero lo que igual no sabéis es que JP empezó a hacer el NaNo hace unos años, por acompañarme en el calvario y un poco en plan why not, y lo que consiguió fue dejarme en evidencia porque se le da esto de escribir demasiado bien. “Un millón de moscas” tiene ese punto de atmósfera inquietante y en apariencia rutinaria que le sale tan majo y hasta aquí puedo leer, por no spoilear.

Cristina Domenech la dí el coñazo un poco para que escribiera algo. Un poco. Me consuela (y es mi principal defensa si decide demandarme por pesada) no haber sido la única. Su participación hiper secreta en “Cuando calienta el sol” fue en mi humilde opinión uno de los mejores relatos de esa antología (hago aquí una pausa porque Cristina me acaba de abrir un privado en Hangouts literalmente mientras escribía esa línea y ahora estoy buscando la cámara oculta en mi habitación) y en “El trofeo” ya firma sin vergüenzas (después de enviarlo bajo seudónimo también porque great minds think alike), para que la podamos decir cosas bonitas en público con nombre y apellidos. Yolanda Camacho también participa, con “Luna de maíz“, que me ha revuelto todas las emociones de veranos haciendo el gorio y pueblos costeros que se vacían en invierno. Y de Diana no sé qué queréis que os diga si soy fan desde los albores del internet y cada día más. No he visto “Cat People” la película, pero “Cat People” el relato me mola todo.

Con todos estos autores, a los que conozco y admiro, iba preparada para que me dejasen contenta una vez más. Pero en la antología obviamente también hay un montón de escritores que no conozco y sobre los que no sabía nada o casi nada, a excepción de los que ya habían colaborado en “Cuando calienta el sol” como Rocío Vega, que vuelve a la carga con “La promesa“, que huele y sabe a Cantabria y con la que casi puedes notar el calabobos llegándote hasta el tuétano (ay, el verde y el agua y las caladuras <3 Y LOS FRIGO PIES). Y jo, qué antología y qué de señoras convirtiéndose en animales y pelo y sangre y no sangre y magia. Hay road trips en Westfalias! Hay señoritas de buena familia y con corsé!  Si os daba cosica que esto fuera a ser todo lobas y perras no os preocupéis, porque hay de todo y todo guay de la muerte, con relatos como “Una nueva organización” o “Entretelas de justicia” para que os quedéis un poco con cosas corriéndoos por la piel (pero en plan bien). Además la idea de la venganza y la retribución kármica está presente en muchas de las historias y qué queréis que os diga, a mí me tiran más esas cosas que a un tonto un lápiz. En resumen, que gracias a Café con Leche y a los autores por hacer posible este despliegue de señoras animales, que ha sido un placer tanto participar en ello como leerlo.

Y ya cierro esta oda a los bichos peludos y no peludos y a la gente que escribe sobre ellos comentándoos que todos los royalties de las historias “Un millón de moscas” y “Cloro” serán donados íntegramente a APOPO, una organización a la que adoramos muy intensamente por estos lares porque hace cosas muy necesarias con animalucos adorables así que es un win-win de organización, claramente :D

son las 10 de la noche. sabes dónde está tu plot?

Varias cosas, brevemente antes de irme a mi cama con el resfriado que me ligué ayer sin comerlo ni beberlo:

– A Sense Offense se lo comió el spam hace unos años. Las opciones a la hora de revivirlo conllevaban una cantidad ingente de trabajo y tareas repetitivas borrando unos cien mil (y esto es sin exagerar) comentarios de spam, así que he optado por salvar los fics uno por uno, que también ha sido una cantidad considerable de trabajo y tareas repetitivas pero no tanto. De momento, y hasta que ate un par de cabos y me dé por resucitarlo con WordPress, los fics están en mi cuenta de Archive of Our Own, donde soy Adhara, para variar.

– En vez de un post sobre lo indecisa que estoy en cuanto al NaNo de este año, tenéis un párrafo sobre qué NaNo voy a continuar este año (Galería de Huesos). Podéis agradecérselo a Rak, que tiene la extraña capacidad de obligarme a ver las cosas claras en cinco minutos de charla a las ocho de la mañana. Ahí es nada. Qué vais a escribir vosotros?

– Y de postre, vía el twitter del NaNo, un artículo muy relacionado: The 10 Types of Writer’s Block (and How to Overcome Them). Mañana (quien dice mañana dice “otro día”) más, tal vez incluso sobre ese mismo artículo porque no puedo decir que esté de acuerdo con todos esos puntos o con algunas partes de los puntos en los que sí estoy de acuerdo, pero ahora mismo tengo sueño y la promesa de otra noche durmiendo como el culo es demasiado tentadora.

mis amigos molan más que tus amigos

by adhara 1 Comment

Interrumpimos la habitual programación de vaguería y gruñidos para informar que el ilustre señor Fernando va a tener SECCIÓN DE LITERATURA PROPIA en la radio extremeña durante todo agosto! Y también para dejar constancia de que el tío me prometió post al respecto allá por cuando me lo dijo hace unas semanas y todavía estoy esperando, porque me daba cosa ponerme a chillar en público y joderle la exclusiva. Los expatriados y no-extremeños lo podemos escuchar en directo aquí, porque las tecnologías avanzan que es una barbaridad – hace diez años habríamos tenido que pedirle a la madre de Fer que lo grabase en una cinta.

Siguiendo con la escritora vaga esa

Creo que nunca, salvo tal vez a los doce o trece años, había escrito tanto sobre una misma historia, no digamos ya con esta regularidad. A ratos no me creo que esté haciendo esto de verdad, simplemente porque hacía tiempo que había dejado de creerme capaz. Me palpita de orgullo la bilirrubina y se me hace raro que haya gente que no lo esté experimentando. Que no estée creando ahora mismo una historia y vivan tan tranquilos, como que no se pierden nada, o que no se sientan tan orgullosos de mí que tengan ganas de hablar de ello y alardear. Es algo tan importante para mí, que ha sido siempre tan estúpidamente importante para mí, que me resulta extraño que no me feliciten como si fuera mi cumpleaños o una de esas cosas en las que es bonito alegrarse y felicitar.

Y por eso lo reposteo aquí, porque yo me siento muy orgullosa de Cos y tengo ganas de alardear de amiga vaga que por fin está escribiendo, porque anda que no le zumba el mango a la tía cómo se ha estado rascando la barriga a dos manos estos años ¬¬U compañera del NaNo.

(Y estoy a la espera de que me hagan llegar cierto video de cierta presentación de cierto libro de Edelvives ciertamente llamado Ne Obliviscaris para hacer tres cuartos de lo mismo con cierto cacereño estiloso)

Cuando Adhi encontró a Girolamo

Aunque no sé cuándo lo leeréis, escribo este post desde la cocina del curro, DESDE MI ADORABLE ALPHASMART. Llegó ayer y lo he llamado Girolamo, o Gigi para los amigos (si habéis leido Momo sabréis los caminos mentales que me hicieron elegir el nombre, y si no habéis leido Momo leed Momo, recoño).

Como iba diciendo, llegó ayer. No me esperaba que llegase ayer porque de acuerdo con el (maravillitudo) sistema de tracking del USPS, no había manera humana de que llegase ayer. De hecho a día de hoy el (excelvilloso) sistema de tracking del USPS dice que Gigi sigue en una oficina de correos de Victor, NY, esperando pacientemente a la diligencia que le lleve al puerto de Nueva York, camino de la vieja Europa. Lo que me lleva a pensar que lo que tengo en las manos es una rata haciéndose pasar por un artículo electrónico ligeramente obsoleto, porque eso es lo que hacen las ratas hoy en día.

Me teníais que haber visto ayer. Volvíamos JP y yo del trabajo, habiendo pasado por McDonalds porque no apetecía cocinar. Como no me gustan ni las hamburguesas ni las patatas del McD, yo llevaba en una mano una caja del McCaf con galletas, y en la otra un cucurucho de curly fries comprado en la estación. JP tena las manos llenas de paquetes del McD. En un prodigio de coordinación conseguimos abrir la puerta del portal y en un prodigio de autocontrol yo no perdí los nervios cuando vi a través de la ranura del buzón que tenía un aviso para recoger un paquete. Resultó que el hombre del paquete lo había dejado en la farmacia que tenemos al lado (es muy curioso, si les abres la puerta tú en persona te piden el pasaporte y hasta pruebas de ADN si te descuidas, pero cuando no estás en casa lo dejan con alegría y desparpajo al cargo de la primera persona que vean, que en el caso de nuestro portal es la farmacéutica). Ahí ya, lo reconozco, perdí un poco los nervios. Dejé la caja de las galletas en el suelo del portal, hice una bola con el cucurucho de las patatas y me fui corriendo a la farmacia, dejando a JP entretenido intentando abrir la puerta del ascensor con la nariz.

LO ADORO. Lo amo con la intensidad de un millar de fans de Belen Esteban probándose ropa en el Bershka! He escrito en el tranvía y a la hora de comer, la pantalla es perfecta para seguir el hilo sin tener que releer más de lo necesario (caca, caca), después de eliminar lectura y cuaderno de mi bolsa no noto diferencia en el peso, Y ADEMÁS ES AZULILLO. Tenemos Gigi y yo que solucionar un par de problemillas técnicos menores (esos yanquis desnaturalizados sin tildes ni eñes), pero como le decía a Dei esta mañana, tengo toda la intención de buscar un pas nórdico de estos super avanzados donde permitan el matrimonio entre participantes del NaNoWriMo (somos una especie aparte) y teclados con memoria, para hacerle mío para siempre con papeles y todo :D

CreateSpace y otros animalucos

Por si no lo sabéis, uno de los incentivos de ganar el NaNoWriMo (por si la emoción, las trompetas triunfales y conseguir adelantar 80 páginas en un mes no os parece bastante, digo) es el acuerdo que desde hace unos años tienen con CreateSpace. Por lo que tengo entendido CreateSpace es la división de auto-publicación de Amazon. Tú les mandas la portada y el texto, eliges el tamaño y encargas una copia de prueba, que tiene un precio base que depende del formato, de la cantidad de páginas y de demás cositas. Si ese ejemplar de prueba te gusta lo apruebas, y a partir de ahí tienes una tiendecita en la web para vender la novela (o no, que puedes ponerla privada también). Los tamaños estándar también te dan la opción de ponerlo a la venta en Amazon. CreateSpace te da un precio base, que es lo que se van a quedar ellos por ejemplar, y sobre ese precio base tú añades lo que te quieras llevar tú. A partir de ahí ya lo que te dé la gana. Lo que hacen para los ganadores de NaNoWriMo es regalar un código de manera que la copia de prueba te sale gratis.

Mis opiniones sobre la auto-publicación dan para otro post y están intrínsecamente ligadas a un montón de opiniones más complicadas sobre la escritura, así que no voy a comentarlas aquí. Para mí el código este es una idea cojonuda para uso privado, simplemente porque queda bonito y es una manera de tener tu manuscrito impreso en condiciones, aunque todo lo que vayas a hacer con él sea meterlo en un cajón. En mi caso, y en un alarde de egolatría digno de Neil Gaiman y su amor por sí mismo tamaño Makro, usé uno de los códigos para imprimir 20millones3 como regalo de cumpleaños para Dei, que le hacía ilusión a la niña. Aunque la cagué con el tamaño y la portada daba pena porque estaba hecha de cualquier manera a partir de una foto cutrecilla, quedaba mucho más majo y bien hecho que imprimirlo en la fotocopistería del barrio y ponerle una espiral y tapas de plástico.

El otro día la infame Cos me dijo que la complacería llegar a poseer uno de dichos ejemplares y yo respondí que me honraba y que tal posibilidad podía llegar a darse (esta conversación es una traducción más diplomática de la larga pelea con espadas y conjuros que tuvimos via GTalk). Una de las condiciones fue que la infame Cos se encargase de diseñar una nueva portada, que es de lo que va el post al fin y al cabo. Os he hablado de la infame Cos? Dejémoslo en que una novela mediocre auto-publicada no es ni la décima parte de lo que se merecería por diseñar un icono del LiveJournal. Pero la muy cerda no termina de entenderlo (necesita un agente ya). Así que de esta forma tan tonta, 20millones3 ha conseguido una portada mucho mejor que la de cualquiera de los libros de GRRM. Porque la vida es así de injusta, jódete Martin :D

OCD? Yo? Eso no me lo dices un número par múltiplo de siete veces a la cara!

Tengo mis rituales con el NaNoWriMo, claro que sí. Por poner un ejemplo no puedo empezar noviembre sin conseguir un halo. Mi perfil está vacío y solitario sin él, y después de todo el NaNo me ha dado muchísimas cosas (incluyendo colarme en los agradecimientos de una novela de verdad), así que lo mínimo que puedo hacer es rascarme 18 euros todos los años. También busco un bolígrafo, un cuaderno y un sitio donde escribir, pero más sobre esto en otro momento.

(Y todos vosotros sabéis que si un día de estos me toca el euromillón donaré 2500 dólares sólo para conseguir esa llamada de mi novio sanfranciscano. Sí, se puede conseguir donando “sólo” 1000 dólares, pero el amor sale caro)

Los que me conocéis sabéis que soy un puto desastre con patas no soy una persona ordenada. Dejo la ropa en el suelo, los platos limpios encima del fogón y los libros en el suelo del baño. Ha habido momentos en mi vida en que no se veía el parqué de mi habitación, y esto es tristemente cierto. Pero me encanta hacerme la ordenada. Me gusta comprar perchas o cajas convencida de que esta vez sí, las usaré para mantener el orden. Adoro los archivadores y todas esas polladitas, y cuando era más pequeña me compraba una agenda al principio de todos los cursos convencida de que ese era el año que apuntaba los deberes, al menos. Je. Al menos la espinita de las agendas he terminado quitándomela, porque cuando me hicieron encargada de la tienda no tuve más remedio. También me gusta auto-engañarme informáticamente – creando hipotéticas bases de datos para mis libros, mis películas, mis plots pendientes, apuntándome a webs, descargándome programas de post-its… porque si voy a engañarme a mí misma al menos hacerlo en condiciones. Lo mismo que a Marshall, también me encantan las pie charts, los gráficos y las tablas. A los 15 años les hice a mi padre una presentación en PowerPoint la mar de maja intentando convencerles de que me dejaran ir al cine a ver Sleepers. Después vino la guerra psicológica de dejarles notas con “Quiero ver Sleepers” en el armario de la vajilla pero eso no tiene nada que ver.

El caso es que un día en Octubre del 2005 mis nano-rituales y mi obsesión por creer que puedo ser ordenada se juntaron y tuvieron un hijo bastardo que me ha salvado la vida unos cuantos Noviembres desde entonces: La NaNoWriMo Report Card. Originalmente creada por Erik Benson, si participas en el NaNo y todavía no la has usado yo te diría con la serenidad que me caracteriza que POR DIOS POR LA VIRGEN Y POR TODO EL CORO DE ARCÁNGELES DE ALANIS TE LA BAJES YA! YA! BÁJATELA Y ADÓRALA COMO SE MERECE!! Y no aceptes imitaciones!

De verdad, no puedo recomendarla lo bastante. En el apartado técnico tiene cosas muy útiles para ver qué días has escrito más, o guardar la cuenta de tu ritmo cada año. Además viene con gráficos curiosos sobre cómo de animado estás, y puedes añadir comentarios. Pero a mi lo que me tiene obsesionada es el elemento psicológico. Mientras escribo en Noviembre tengo la Report Card abierta todo el rato en otra ventana, y cada vez que hago una pausa escribiendo vuelvo a meter la cuenta de palabras en la casilla correspondiente. Eso sirve para varias cosas: vas viendo exactamente si vas bien o mal, porque tiene una ventanita muy útil que calcula tu ritmo y te da un golpecito figurativo en el hombro si vagueas. En la gráfica puedes ver si te estás quedando colgado. También te dice cuánto ha aumentado o disminuido tu ritmo respecto al día anterior, y además para la gente que escribe una cantidad mínima al día pero no quiere andar con la calculadora a cuestas todo viene ordenadito y fácil de encontrar. Y lo que me vuelve loca a mí personalmente: los colorines. Tu cuenta diaria estará en rojo hasta que escribas la cantidad que sea que tienes que escribir, y entonces se volverá verde. Normalmente trato de escribir hasta que se vuelva verde. Si no he sudado demasiada sangre, entonces sigo hasta aumentar el ritmo del día anterior. Si veo que aún puedo un poco más, entonces estiro hasta que la ventanita me dice que voy de puta madre. Ver los números cambiando siempre me ayuda a pensar “Venga, si no te queda nada” o “Mira mira, el martes casi no escribí pero el miércoles partí la pana!”. Repartidas por los distintos ordenadores que he usado a lo largo de estos años tengo todas las Report Card desde 2005 y de vez en cuando todavía las echo un vistazo.

Los que aún no las useis probadlo. Bajárosla y rellenad el título y vuestro nombre de momento. Yo lo hice ayer y ahora estoy en pleno subidón :D NO PUEDO ESPERAR A RELLENARLA

(PD: sí, nuevo servidor. Y nuevo diseño, puede que temporal, puede que no, de momento estoy peleándome con él un poco. Cambiad vuestros links y esas cosas si los tenéis :))

Mastúrbame el ego, un poquito más arriba

Si alguien a quien yo admiraba no me hacía caso, o incluso me criticaba con dureza, en modo alguno le retiraba mi admiración por ello. Lamentaba su indiferencia o su veredicto negativo, pensaba que yo no valía o que tenía que mejorar, me aguantaba y seguía admirándolo. No me parecía limpio ni honrado hacer depender esto último de algo semejante a la reciprocidad (dentro de lo que cabía, claro está).

“Las facturas de la admiración”, Javier Marías en El País Semanal de hoy

Ese (realista, triste, spot-on) artículo podría haberse titulado de muchas maneras. “Lo cutre que está (y ha estado) la cosa”. O “El ego que tiene la gente”. O “Elogios vendo, gratis no tengo”. O “Pero si yo no escribo para los demás, escribo para mí” *insertar aquí pausa para que Adhi se descojone a gusto*. No hace falta ser un escritor consagrado para verlo. En realidad tampoco hace falta ser escritor.

Si has estado en el fandom, un fandom cualquiera, lo has visto. Pero si has estado en la blogosfera también, y en clases de dibujo, y de encaje a bolillos, y sacando fotos a las palmeras en un viaje organizado a Punta Cana. La actitud de “él no me dijo que mi foto a las palmeras es bonita, así que yo no le voy a decir que su foto a las palmeras es bonita”.

Oh sí! Sí! Dame más! Quiero más peptalks!

Si ha habido algo que he echado de menos en el NaNoWriMo de este año, consciente y dolorosamente, han sido las charlas (o peptalks) de Chris Baty. Sin querer ofender a los escritores profesionales que se han encargado de ello (u ofendiendo a Neil Gaiman, venga, que me cae como una patada de sobrevaloración en la boca del estómago), lo siento pero you fail, así en general. Unos más y otros menos pero las charlas de este año no han tenido nada que ver con las de los años anteriores. Les falta chispa, les falta todo, les falta esa sensación de que Chris realmente quiere que escribas. Y quiere que escribas tú, no contarte su vida o qué estaba haciendo “cuando escribí mi primer libro”. Si quisiéramos un tour guiado por el ego de esos autores visitaríamos sus páginas. Lo que queremos en Noviembre es alguien que nos escriba diciéndonos “Ya veo, estás en la semana dos. Quieres morir. O al menos quieres tener tiempo para atender a tu vida, que está llorando en la esquina mientras observas el bebé desfigurado y aullante que es tu novela. Pero sabes qué? Yo confío en ti. Yo sé que puedes hacerlo. Puedes convertir ese bebé deforme en uno que al menos no tenga la piel verde. Estoy esperándote en la meta volante de las 25mil palabras con chocolate, sidra irlandesa y favores sexuales si es eso lo que quieres”. No me interesa lo que tal o cual escritor profesional hizo para escribir tal o cual novela. Quiero promesas de chocolate, sidra irlandesa y favores sexuales.

Por eso cuando hoy he recibido un mail del NaNo remitido por Chris he saltado en la silla. Las peptalks de este año me han dado bastante igual pero ha sido volver a leerle a él y pensar “Ha valido la pena hacerlo”. Y entonces he llegado a este párrafo:

I learned that I really missed writing the pep talks that go out to all NaNo participants. So next year, I’ll be wielding the pep-whip again, along with the pros we recruit.

Y entonces sí que me ha hecho feliz. Tengo la teoría de que Chris Baty podría ser líder de una secta o presidente de EEUU -uh… cuál es la diferencia? xD- si le diera la real gana porque si hay una palabra con la que se le puede definir es “inspirador”. No importa lo cansado que estés, lo poco que te apetezca hacerlo, lo bloqueado que te encuentres con el argumento; una charla de Chris aparece donde sea y entonces decides que tienes que empujar un poco más, hasta las 500 palabras. Hasta las 1000 palabras. Hasta las 1667 para así poderte ir a la cama sin sentir que has decepcionado a ese californiano desconocido que, mira por dónde, cree que puedes hacerlo bastante más que tus padres. Tal vez por eso este año he renqueado como una mula parapléjica. Pero tuve suerte. Murphy sonrió benévolamente y decidió que precisamente este Noviembre, en el que nos hemos visto cruelmente privados de la genialidad de Chris en aras de escritores profesionales que no han funcionado ni la mitad de bien, yo me decidiera por fin a comprarme su libro.

No plot? No problem! es Chris Baty en su máximo apogeo. Es un libro entero, ENTERITO, de Chris Baty animándote, que es algo así como una de las mejores cosas del mundo. Si nunca habéis participado en el NaNoWriMo o leido sus peptalks posiblemente eso no os dirá nada. Si lo habéis hecho, no sé cómo podéis vivir sin el libro para esos once meses del año en los que tenemos que vivir sin Chris. Este post se me quedaría corto para comentar todos los puntos en los que me he emocionado o he pensado “Joder, es que eso es exactamente lo que me pasa!”, pero tened por seguro que lo haré en este blog de vez en cuando.

De momento sólo puedo decir tres cosas: la primera que detrás del link de “Leer más” encontraréis las cuatro peptalks del año pasado, generosamente recopiladas por Elenis y Fer. Pensaba incluir la carta a los ganadores de este año pero temo que eso os haga pensar que apoyo el que no hayais escrito este año así que no voy a hacerlo ¬¬U La segunda, que si esto no te empuja a escribir o al menos a pensar seriamente en desarrollar esos mocos de los que ya hemos hablado, eres un extraño individuo. Como NaNoWriTer ligeramente experimentada os diré que otra cosa que acojona de Chris es cómo sabe exactamente en cada segundo de Noviembre lo que estás pensando y las excusas que te estás mostrando a ti mismo para poder abandonar. La tercera:

CHRIS BATY, QUIERO SER LA MADRE DE TUS HIJOS!! *___*

Por si no había quedado claro.