Monthly Archives

3 Articles

informe de la situación: semana 3 (con retraso porque cómo no)

Las cosas están tal que así:

IMG_20151123_115646 IMG_20151123_115633

Ayer escribí 3200 palabras y conseguí ponerme al día por primera vez en, bueno, días. La mayor parte de mi tiempo en la semana 3 se ha ido en esos desastres que veis en las fotos y en querer ver a todo el mundo antes de irme. El problema es que hoy no voy a poder escribir por eso de querer pasar un rato con mi familia antes de mudarme a otro país. Y mañana me pasaré el día entero mudándome a otro país y todos sabemos lo bien que se me da el encogerme de hombros, poner voz de persona que sabe lo que hace y lo hace y decir “bueno, voy a tener muchos ratos muertos en aeropuertos y esperando autobuses, me pondré a escribir”, pero también sabemos que los aeropuertos me bloquean hasta el extremo de no poder hacer nada más complicado que leer novelas de Gossip Girl y comer galletas, tiendo a desesperarme de esperar y además me mareo en todo lo que no sea un tren sin paradas y a velocidad constante (me mareo en las salas de espera de los aeropuertos porque yo qué sé, fuck my life). Además Jaqen no está para muchos trotes y todo lo que escriba en esas hipotéticas sesiones aeroportuarias tendrá que ser a mano, lo que implica… qué? Llegar muerta a las 9 de la noche a mi destino después de 12 horas acarreando 30 kilos de maletas por Inglaterra y ponerme a pasar el NaNo a limpio? Suena totalmente a algo dentro del reino de las posibilidades, sí.

Esperemos lo mejor pero preparémonos para lo peor: hoy intentaré llegar al mínimo en el rato que mis padres se echan la siesta y mañana lo marcaré como el único día de este noviembre en el que no escribí absolutamente nada. Es un record, de hecho: otros años ha habido varios días de cero palabras pero este he escrito todos, todos, todos los días, por mucho que algunos fueran ocho palabras. Que no sé qué es peor porque afrontémoslo, es un poco peripatético. Así que sí, escribiré algo en el aeropuerto, o esperando al bus, o en la estación, o esperando al siguiente bus, o en el otro aeropuerto. Con un poco de suerte, más de ocho palabras. Pero no puedo contar en seguir al día y después ya estaremos a 25 y estoy un poco con el agua al cuello.

Semana 3, tú antes molabas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

informe de la situación: semana 2

La semana 2 es así, pero ya ha acabado. Me he caído del carro un par de días pero al siguiente he remontado, así que más que caerme del carro digamos que me he quedado enganchada del carro, me han arrastrado unas horas y luego me han salido abdominales y he conseguido volver a auparme. El problema es que sigo ahí, sin conseguir un buen sitio en el carro, y en cuanto hay un bache vuelvo a caerme.

Ya sé que es normal, es la semana 2 y blablabla, y de hecho casi todos los años anteriores he llegado al día 15 con unas 5mil palabras de retraso que luego iba recuperando poco a poco durante la semana 3, pero buf. Buf. Es un riesgo esto de estar ahí llegando al mínimo general día a día porque siento el fracaso respirándome en la nuca y diciendo que la próxima vez que me caiga del carro ya soy suya. Hay unos cuantos días en todos los NaNos en los que lo mando todo a la mierda y decido no seguir, así que imagino que está esperando a eso.

Por otro lado el estar totalmente bloqueada y buscando excusas para no ponerme a ello ha hecho de esta una semana muy productiva. Por ejemplo durante la semana 2 he:

  • rediseñado la portada de Acquaforte y reescrito/editado la página sobre mis originales
  • hecho todos los papeleos del mundo. Todos. El viernes fui a ministerios diversos, seguridades sociales, varios bancos distintos, ordené los papeles importantes y compré billetes de avión.
  • empezado y terminado el diseño del cowl de Slytherin que me quería hacer desde hace meses pero con el que nunca terminaba de arrancar porque en la vida había hecho un patrón de fair isle. Está mal que lo diga yo pero ha quedado algo que (si queda bien) no me dará vergüenza llevar puesto :D

    slytherin

    (ahí, dibujado cuadradito a cuadradito en chart minder porque no tengo vida)

  • ordenado mi armario!
  • conseguido hacerme un corte muy feo en la mano sin saber muy bien por qué
  • ovillado dos madejas maravillosas de un azul imposible de capturar en fotos
  • aprendido a hacer galletas y pastel de manzana
  • casi terminado el borde de un chal cuyo borde me está llevando más tiempo que el resto del chal en sí
  • visto una cantidad un poco indecente de capítulos de series que la verdad tampoco me emocionaban demasiado pero qué iba a hacer? Escribir?
  • ido a misa. Dos veces. Mi abuela claramente cree que estoy muy necesitada de salvación.

informe de la situación: semana 1

A día 7 y sin haber escrito todavía hoy (porque estoy escribiendo esta entrada y obviamente no es procrastinear, es compartir la experiencia con vosotros), la cosa va tal que así:

week1

click para ampliar si de verdad de verdad quieres saber cómo va la cosa de un vistazo a una cómoda tabla de excel en vez de leer el post

– 11.016 palabras. Una quinta parte de NaNo. No estoy cumpliendo las 2mil por día pero tampoco estoy quedándome detrás, que es lo normal para mis primeras semanas. Hace ya unos años que no empiezo el NaNo con el empuje de querer escribir 5mil palabras por día así que lo habitual es que termine la semana 1 dentro del mínimo, la cosa decaiga en la semana 2 y luego remonte en la 3, que es cuando suelo pegar los empujones. El problema es que en la semana 3 de este noviembre me pilla una mudanza y no va a estar la cosa como para empujar demasiado, así que un poco de terror y tal.

– Pasando totalmente de lo que me había propuesto (que es algo que no sucede nunca en este blog, cómo os atrevéis), los primeros días escribí Acquaforte. Los betas que se la leyeron coincidían en el mismo fallo importante y espero haberlo solucionado al menos un poco. Utilizaré estos sanos ratos de tocarme las narices sin escribir para ir incrustándolos en el texto principal y empezaré a subirlo el 1 de diciembre (más sobre esto cuando llegue, que me parece un poco tonto hablar de ello como si hubiera hype).

– El primer día fui como loca de lado a lado del documento hecha un pollo sin cabeza y saltando de una historia a otra, así que me he puesto una norma al respecto: aunque esté trabajando con tres historias distintas queda totalmente prohibido escribir en más de una por sesión/día, bajo pena de perder totalmente la cabeza y acabar aullándole a las farolas. De momento me ha ido bien. Aullo lo normal nomás, y sólo a farolas especialmente atrayentes.

– Me planteo seriamente cambiar la zona horaria de mi perfil del NaNo. Mis horas de escritura habituales son entre las ocho de la tarde y las dos de la madrugada, con lo cual el cambion de día en la página me pilla a la mitad y los números no coinciden con lo que en realidad estoy escribiendo por día. Me pone muy nerviosa que no coincidan los números no sea que Chris Baty me haga una auditoría y no sepa explicar a dónde han ido esas mil palabras que no salen en los libros v.v

– Me sigue gustando una cosa muy tonta y loca ver cómo los numeritos se vuelven verdes en la hoja de cálculo :’)