Siguiendo con la escritora vaga esa

Creo que nunca, salvo tal vez a los doce o trece años, había escrito tanto sobre una misma historia, no digamos ya con esta regularidad. A ratos no me creo que esté haciendo esto de verdad, simplemente porque hacía tiempo que había dejado de creerme capaz. Me palpita de orgullo la bilirrubina y se me hace raro que haya gente que no lo esté experimentando. Que no estée creando ahora mismo una historia y vivan tan tranquilos, como que no se pierden nada, o que no se sientan tan orgullosos de mí que tengan ganas de hablar de ello y alardear. Es algo tan importante para mí, que ha sido siempre tan estúpidamente importante para mí, que me resulta extraño que no me feliciten como si fuera mi cumpleaños o una de esas cosas en las que es bonito alegrarse y felicitar.

Y por eso lo reposteo aquí, porque yo me siento muy orgullosa de Cos y tengo ganas de alardear de amiga vaga que por fin está escribiendo, porque anda que no le zumba el mango a la tía cómo se ha estado rascando la barriga a dos manos estos años ¬¬U compañera del NaNo.

(Y estoy a la espera de que me hagan llegar cierto video de cierta presentación de cierto libro de Edelvives ciertamente llamado Ne Obliviscaris para hacer tres cuartos de lo mismo con cierto cacereño estiloso)