nanowrimo en septiembre: la precuela innecesaria

by adhara

La señorita Sarah va a hacer el NaNoWriMo en septiembre. Ella dice que el NaNo por definición es en noviembre, punto en el que discrepo: nuestro guía espiritual Chris Baty siempre ha dicho que el NaNo es imperecedero y no hiberna. Puede atacar en cualquier momento y en el caso de Sarah ese momento es septiembre.

Por mi parte yo estoy muy chapada a la antigua y a mis costumbres y reconozcámoslo, si no fuera por la presión oficial de noviembre no creo que hubiera pasado del primer año. Me gusta saber que hay tres mil trillones (cifra aproximada) de gente pasándolo tan mal como yo y soy una adicta a esos gráficos tan monos y a actualizar 20 veces al día mi cifra de palabras. Me gusta cuando me ponen fácil el llevar una cuenta detallada de lo que estoy haciendo. Me gusta la estructura porque vivo en el caos, podría decirse.

Así que no, no voy a haver el NaNo con Sarah en septiembre, si eso es lo que estabais temiendo/pensando. Dentro de los planes totalmente descabellados que hago, para estas cosas soy muy razonable. No hay línea temporal humana ni alienígena que desemboque en mí escribiendo 50mil palabras en septiembre y luego repitiéndolo en noviembre sin homicidios o brotes psicóticos de por medio (aunque es algo que luego queda muy llamativo en las biografías de contraportada, lo sé). Por dios, SI NECESITO ONCE MESES DE RECUPERACIÓN CADA VEZ QUE LLEGO A DICIEMBRE CON LA LENGUA FUERA Y EL CEREBRO LICUADO.

Y ahí está el meollo de la cuestión, que se dice: en los últimos años tiendo a tirarme once meses sin escribir, a no ser que vea el final de algo cerca y le eche el último empujón. Es un círculo vicioso en el que todo es muy dramático porque quiero escribir pero por supuesto todo lo que escribo es mierda y me cuesta sudor y lágrimas porque llevo siglos sin escribir (la cosa no mejora mucho cuando escribo de seguido pero al menos voy más suelta). Mi intención para septiembre, mientras miro de reojo y con mala leche a la señorita Sarah, no son 50mil palabras sino escribir algo todos los días, por corto, vergonzoso o estúpido que sea. Al menos trescientas palabras todos los días, de lo que sea. El otro día haciendo limpieza de discos duros me encontré un par de documentos de cuando hacía estas cosas en lj y hubo meses en los que de hecho lo conseguí. Ahora mismo siento un respeto y una envidia por esa Adhara del 2006 que la verdad no merece porque en fin, siempre ha sido una idiota la pobre, pero pero pero nostalgia? Ganas de hacer algo tangible con mi vida? Ilusión por ir rellenando huecos en el calendario?

Lo más sorprendente es que no tengo intención de dar palos de ciego y de hecho ya llevo una lista mental de cosas que planeo finiquitar este septiembre. Es una lista corta:

– Los tres o cuatro capítulos que le faltan a Acquaforte
– Un relato para Alucinadas
Un Childermass/Lady Pole ultra-épico de 20mil palabrasAlgo de fanfiction, todavía no tengo muy claro el qué*

Y el resto es todo pasto. Posiblemente me dé 5 días comodín porque exámenes y tal, aunque no lo parezca, pero aquí desde el jardín en alto que es el comienzo del mes estoy como muy henchida de confianza en mí misma. No os preocupéis que enseguida se me pasa, en cuando me reboce un poco en el lodo del bloqueo :D

(*Septiembre tiene una jartá de días (ALGO ASÍ COMO TREINTA, CHAVALES) así que estoy abierta a exigencias, recordatorios, peticiones y retos inesperados en gtalk y donde se tercie, all day every day. Queréis que os escriba algo? Hit me uuuuuup)

(Posiblemente aproveche para responder a fics antiguos y al lamentable intento de amigo invisible de las navidades pasadas, que se pasó de invisible)

(No puedo marcharme sin comentar que Nieves me debe mil palabras desde hace semanas y aquí sigo, esperando v.v)