Book Tags para el nene y la nena

Etiquetada por la excelente Rocío Vega (con lo que me gustan a mí estas cosas, sobre todo cuando debería estar estudiando) y copiando las normas verbatim de su blog:

a) Contar 11 cosas sobre ti

b) Responder a las preguntas de quien te nominó.

c) Hacer 11 preguntas para que respondan las 11 personas a las que nomines.

d) Nominar a tus 11 víctimas entre blogs de menos de 200 seguidores y notificárselo con un comentario. -> me halaga que este meme piense que tengo tantos contactos

11 cosas sobre mí (escritorilmente)

1. No tengo intención de volver a intentar publicar tradicionalmente. Estoy vieja para tanto esperar durante meses un “no” que ni siquiera llega. En el futuro próximo y no-tan-próximo todas mis historias seguirán el patrón de auto-publicación de Acquaforte y 20millones3: gratis en AO3 y Wattpad, pago social en Lektu y pago en Amazon.

2. No puedo releerme. En pocos momentos me odio tanto como cuando estoy releyendo algo que he escrito, y la idea de editarme me llena de angustia. Dificulta bastante el pasar del primer borrador de algo, así que sabed que si estáis leyendo algo mío y está medio pulido es porque le he puesto sangre, sudor y lágrimas, posiblemente literales.

3. Empiezo la casa por el tejado el 80% de las veces. Tengo claro el desenlace de mis historias mucho antes de decidirme por un nudo y también es de las primeras cosas que escribo. Viene bien durante el NaNoWriMo porque a menudo el final es lo que más me apetece escribir, pero luego las paso putas cuando toca rellenar los huecos. Es parte de la razón por la que la mayoría de mis novelas son tan desastrosas en el apartado argumental.

5. Soy incapaz de escribir self-inserts en el sentido estricto de la palabra y también me muero de vergüenza ajena cuando otros escritores lo hacen descarada y exageradamente (la saga Millenium me viene a la cabeza). Igual es estrés post traumático después de leer un millón de patochadas a lo largo de los años que básicamente eran “Este/a chico/a soy yo con la diferencia de que se llama X y es [profesión cool] y aquí van seis páginas sobre lo enamorado que está todo el mundo de el/la”, pero cero aguante para ello.

6. Sí que me gusta dar a cada uno de mis personajes principales una experiencia, un conocido/familiar o un dato de mi vida real, aunque sea un detalle mínimo que pasa desapercibido para tres de mis cuatro lectores.

El cuarto lo pilla todo, la cabrona

El cuarto lo pilla todo, la cabrona

También baso otros personajes en gente que conozco. Salvando lo obvio, Verena de Acquaforte, Bastian y Audra de 20millones3 o Alba de “Cloro” están basadas en personas reales y la mayor parte de sus escenas han sido sacadas de la realidad casi frase por frase (lo sé, lo sé, “de menuda jarcia te rodeas, Adhi”).

7. Si tengo una historia tengo un casting para esa historia, pero qué os voy a contar al respecto a estas alturas.

8. La única vez que he ganado un concurso de escritura fue una caja de galletas en el campamento cuando tenía 10 años. Era una historia sobre dos mellizas que entraban en un jardín y se convertían en una especie de jueces Dredd opuestos después de comer la fruta del árbol del bien y del mal. Igual debería ponerlo en mi currículum literario y mencionarlo en mi biografía más a menudo.

9. Entre los 10 y los 13 años escribí la mayor parte de cuatro novelas distintas a caballo entre el ordenador de mi abuelo y el que más tarde compraron mis padres: un fanfic muy largo de Brainscan, una versión adolescente de Robin Hood, la biografía ficticia de una actriz amiga íntima de Sandra Bullock y una historia de ciencia ficción que era básicamente la Isla del Dr. Moureau pero dentro de un invernadero gigante.

10. No sé cómo interactuar con la gente que me lee. Me encantaría darle al “me gusta” en todas las reseñas que me ha ido dejando la gente que me ha leído por voluntad propia (y no por contrato social) o retuitearlas pero luego pienso en ello y me parece un poco masturbatorio y al final ni doy las gracias ni le doy al “me gusta” ni hago nada al respecto. Es un conflicto permanente porque por otro lado guardo cada reseña como oro en paño, sea buena o mala, y no sé cómo comunicarle eso a la gente que se ha tomado el tiempo y el esfuerzo de leerme y contar qué les ha parecido.

11. SE ME HA OLVIDADO LA 11 Y ME HE DADO CUENTA AL REVISAR. Pueeees mi primera opción para nombres de personajes femeninos suelen ser Sarah o Beatrice y tengo que luchar mucho para que no se queden ahí :P

11 preguntas de parte de Rocío

1 – ¿Papel o libro electrónico?
Papel para tener mis libros preferidos en casa, Kindle para todo lo demás.

2 – ¿Personaje favorito ever?
Dice la señora Rocío que esta pregunta puede ser como lectora o como escritora. Aquí tendría que ser razonable y decir que como escritora no puedo elegir! Son mis hijos! No se puede elegir un favorito de entre tus hijos! Pero en realidad me resulta más fácil que como lectora, así que asumámoslo: soy mala madre y si estuviera en el Titanic con mis personajes y tuviera que elegir a qué tres subir primero a la lancha salvavidas serían Aedan (20millones3), Nora (La risa del Fylgia) y Vesta (El baile de la medusa). LAS COSAS SON COMO SON.

(El resto son un poco más egoístas y seguro que encuentran puertas a las que subirse y gente a la que tirar al agua para ocupar su puesto)

3 – ¿Qué programa usas para escribir?
Word para las cosas largas, el bloc de notas para los drabbles. Intenté usar Scrivener varias veces pero está claramente diseñado para gente más lista y organizada que yo.

4 – ¿Alguna manía a la hora de ponerte a trabajar?
Me cuesta el triple escribir si la gente que está en la habitación conmigo sabe que estoy escribiendo, sean conocidos o desconocidos, y teniendo en cuenta lo que me cuesta escribir de normal esto es como pasarse todos los videojuegos en dificultad pesadilla y con una mano atada a la espalda. También me agobia usar fuentes demasiado grandes; si por lo que sea tengo que presentar algo en un tamaño mayor de 10pt lo escribiré en 8 y esperaré al último momento para cambiarlo. También guardo obsesivamente, como pueden atestiguar los custodios que tienen copia de mi Dropbox en su ordenador.

5 – ¿Dónde escribes?
Donde se tercie, no tengo ningún ritual ni ningún lugar fijo. El primer NaNo en el que participé lo empecé en el Retiro, el primero que gané lo terminé en una estación de tren. Entre medias he escrito en aviones, trenes, muchas (muchísimas) cafeterías, salas de espera, bibliotecas, cybercafés… A veces le otorgo mucha importancia a escribir aunque sean tres líneas en un lugar en concreto; por ejemplo empecé Galería de Huesos en el mismo lugar donde acaba la novela, la abadía de Holyrood. Lo único que no haría de nuevo es pasar las cosas a limpio en un cybercafé extranjero, porque tener que poner las eñes y las tildes a posteriori es el infierno.

6 – ¿Algo que no puedas evitar incluir en todas tus historias?
Personajes con escasas dotes sociales. Personajes que no están físicamente presentes pero están muy presentes de todos modos. Antagonistas que no son ni buenos ni malos. Sangre, mocos, vómito y otras cosas pringosas y humanas. Amigas a muerte con pasados o futuros traumáticos. Señoras al cargo de ejércitos, reinos y poderes cósmicos. Relaciones complicadas con figuras maternas/paternas. “Cuando te conocí me caíste como el culo pero luego no estás tan mal”. Amigos de la infancia que se enamoran.

7 – ¿Cuál es la muerte más bestia que has escrito alguna vez?
No sé muy bien cómo responder a esto sin spoilear la vida de muchas cosas pero probemos. (TW: automutilación, muerte y suicidio) Psicológicamente diría que una de las muertes al final de Acquaforte, por ahogamiento, y otra en Galería de Huesos con parálisis de por medio. Si hablamos de vísceras, ha habido harakiris, electrocuciones a lo largo de horas, gente quemada viva y otras cosas buenrollistas.

8 – ¿Qué es lo más raro que ha decidido hacer un personaje sin contar contigo?
Sobrevivir. No, en serio, hay una cantidad bastante ridícula de personajes a los que iba a liquidar y al final terminaron yéndose de rositas con apenas pasar por el hospital más que un par de semanas, incluso después de haberlos matado. En el fondo soy una blanda. Y sé que hay ejemplos concretos de cosas porque no hay NaNo en el que no me lleve las manos a la cabeza porque de repente un personaje que tenía que ser el razonable del grupo se ha unido a una troupe de mimos atracadores, pero por supuesto ahora no recuerdo ninguno.

9 – ¿Dibujas a tus personajes?
A veces, pero me frustra mucho. Me haría más ilusión que los dibujaran otros (*wink wink nudge nudge)

10 – ¿Qué escuchas mientras escribes?
Nada en concreto, lo que sea que esté de fondo.

11 – ¿Cuál es tu género favorito?
Como escritora no tengo ninguno. Como lectora en realidad tampoco, aunque me han dado épocas de leer sólo novela histórica o distopías juveniles, pero me guío más por si me gusta la sinopsis de ese libro en concreto que por su pertenencia a un género concreto.

Y mis preguntas, por si queréis responderlas aquí en los comentarios o en vuestros propios blogs, los que tengáis (y los que no tengáis podéis aprovechar y abriros uno y hacerme feliz :))

1. Quién es la primera persona a la que enseñas tus proyectos?
2. Cuál fue la última frase que escribiste?
3. De qué historia en cualquier formato (libro, televisión, cine…) has pensado “Joder, esto es lo que me gustaría escribir a mí”?
4. Qué errores crees que has ido corrigiendo en tu escritura a lo largo de los años?
5. De qué errores eres consciente ahora y te gustaría haber corregido dentro de diez años?
6. Cuál fue el primer blog de escritura que seguiste?
7. Escribes o has escrito fanfic alguna vez? Y si es así, de qué fandoms?
8. Tienes varias historias en proceso a la vez o te concentras en una?
9. Si pudieras adquirir una habilidad concreta de un escritor concreto cuál sería?
10. Qué libro debería estar disponible en todas las bibliotecas?
11. Qué volumen de Harry Potter es tu preferido?