NaNoWriMo 2007, lección de historia

NaNoWriMo 07

Curioso que la inauguración de esta cosa coincida con mi TERCER AÑO CONSECUTIVO GANANDO EL NANOWRIMO, YAY ME!! Ha sido un mes chungo, precedido por otro mes chungo en el que ya había llevado ritmo de NaNo para poder presentar 20millones3 al jodido Minotauro, en un gesto simbólico de tres kilos de peso. Ains, tal cual un recién nacido de los de verdad :’) Quién lo iba a decir hace tiempo.

Todavía me acuerdo del primer año que me apunté al NaNoWriMo, en el 2004, mientras trabajaba en la pizzería. Apuntaba las ideas para el argumento de La risa del fylgia en los tickets de las cajas registradoras (toma anécdota de las de biografía xD) y volvía a casa con chorropocientos papelitos escritos a toda prisa sobre el congelador de los Hagen Dazs. Para qué negarlo: no sirvió de gran cosa porque la mayoría de las veces mi letra, que ya de por sí tiene tela, estaba empapada/ilegible/manchada de tomate. Tampoco se podía decir que fueran buenas ideas. En realidad para cuando llegó Noviembre practicamente no tenía ni plot. Y además venía de una inmersión total en la fanfiction; escribir originales para mí era como tener que depilarse con los dedos. No era lo que se suele decir la candidata perfecta para ganar el NaNo, aunque cosas más raras se hayan visto. Principalmente porque no me lo creía, que es a la hora de la verdad lo que decide si lo ganas o no.

Sin embargo lo que terminó de joder del todo aquel intento fue el viaje que hice el primer fin de semana de Noviembre, primero a Madrid y después a Sevilla a ver en concierto a Sonata Arctica y Howard Shore respectivamente. La parte del viaje referente a Madrid fue de culo desde el principio y lo único bueno que trajo fue un plot bunny bastante simpático para Jylian gracias a una exposición en el Retiro y el conocer a Nimura y a sus amigos en el concierto (cancelado por un caso agudo de Tony Kakko abrazado a una botella de vodka, ay!).

-A día de hoy la menda no ha ido aún a ningún concierto de Sonata Arctica ni cree que vaya a hacerlo-

La parte de Howard Shore fue bastante mejor (la Sinfonía de los Anillos en el Teatro de la Maestranza, afortunada que es una) pero para entonces Jylian estaba herida de gravedad y yo no tenía la costumbre de escribir a diario como para remontar las ocho mil palabras que había perdido. Creo que en el 2004 me quedé en 18mil palabras. Una vergüenza. Ah, el horror, el horror v.v

Para Noviembre del 2005, en un alarde de preparación inusitado, me dio por conseguirle un plot y todo al proyecto. Sí, sé que es trampa el continuar un nano ya empezado. Deal with me. Dije un plot? En realidad no. En realidad conseguí un par de directrices básicas por las que continuar pero me lancé a la piscina esperando que sonara la flauta y que no se me acabase el argumento antes de llegar a las 50mil. Y sonó, vaya si sonó. Un poco chirriante y así parecidilla a un gato agonizando pero me valía. Conseguí las 50mil palabras por los pelos el día 30, escribiendo en la estación de tren y convencida de que no iba a llegar. El plot en sí no vendría hasta después de ese NaNo. Me gusta vivir al límite, qué se le va a hacer.

En el 2006 ya había aprendido la lección y además tenía muy claro que sin llevar las cosas claras no había nada que hacer, porque Noviembre me pilló entre Edimburgo y unas vacaciones en casa. Tenía todas las papeletas para volver a perder: un trabajo de 24 horas, muy mala época sentimental, un viaje entre medias, comidas familiares para sustituir a las de la Navidad que iba a pasar en la granja, aeropuertos desquiciantes, voluntarios gilipollas, mi propia vagancia, etc etc. Creo que me salvó el que sabía perfectamente todo lo que iba a pasar en la historia porque no pensé en otra cosa durante los 10 meses anteriores (vale, me salvó eso y que tuve dos días inspirados en los que amasé cerca de 11mil palabras en total, que si no de qué xD Y la sidra Magners, esa también tuvo algo que ver). Por una vez las 50mil palabras pertenecían a algo más que el prólogo. Continué escribiendo a lo largo del año y el 26 de Octubre terminé 20millones3, justo a tiempo para el NaNo de este año.

Continué Jylian. Sí, sé que sigue siendo trampa pero siguen siendo 50mil palabras. No, todavía no he terminado Jylian. No, yo tampoco me lo explico, sobre todo porque las 50mil palabras del 2005 son básica y casi exclusivamente los tres personajes principales con un acceso de fiebre e infección. Al principio fue mucho más difícil de lo que había pensado porque no recordaba quién coño era esa gente y mucho menos qué se suponía que querían conseguir en la vida. Cuando me quise dar cuenta Angelus se había radicalizado, Nora tenía la edad mental de un niño de guardería y Deinon y Siana se ponían a flirtear cada vez que compartían ecosistema.

Para colmo este año no he tenido Magners y sí un trabajo de mierda y un acceso de peste negra que me detuvo durante dos días y que pobló mis pesadillas durante el resto del mes, convencida de que me iba a quedar en 30 o 40mil palabras.

Pues no. Ahí estamos otra vez, winner con todas las letras. Lo peor? El ver que no voy ni la mitad de avanzada que debería, entre otras cosas. Para eso se inventaron las deadlines (puedo prometer y prometo con Elenis de testigo que La Sombra de Jylian estará terminada para el 5 de Octubre del año que viene >______<)